Jesús de la Calzada: “No puedo vivir del toro, por lo que tengo que trabajar”

Puede que no le pongas cara. Pero, si no te suena su nombre, algo suyo has visto en redes sociales. Y es que Jesús de la Calzada es uno de esos novilleros que da que hablar fuera y dentro de la plaza. Puede que le hayas visto en un precioso brindis que hizo a todos esos bomberos y vecinos que se jugaban la vida para acabar con los graves incendios de Castilla y León a principio del verano. O puede que le hayas visto recibiendo a un toro a portagayola de espaldas. Sí, de espaldas. 

Jesús de la Calzada, el triunfador del Circuito de Castilla y León 2022, empieza a estar anunciado en carteles. El 24 de julio se disputaba en Tordesillas la gran final y “llegar hasta allí y dejárselo escapar no era mi idea”, asegura el salmantino. “Ganar el certamen ha sido una meta. Me lo propuse. Salía del hotel y le decía a la cuadrilla cada día que toreaba que esto tenía que ser nuestro. No solo mío, también de mi cuadrilla que son los que están ahí, me aconsejan y me ayudan. Y al final así ha sido”. 

“Llegar hasta Tordesillas y dejárselo escapar no era mi idea”,

Jesús de la Calzada es uno de esos novilleros que cala en los tendidos “por mi forma de torear, la emoción, el riesgo… Salir a darlo todo es lo que la gente quiere ver”, cuenta. “Esto ha sido un salto en mi carrera. Empezar a darme a conocer. Es una ilusión que haya gente que se interese en mi y gente que quiere hacer kilómetros para verme”. Ver que la gente se vuelca contigo y te tiene en mente tiene que ser muy bonito. Y así lo sintió él cuando se anunció la feria de Salamanca: “Hubo muchas críticas a la empresa por no estar en la novillada de Salamanca, y eso es que la gente quiere verme. Por algo será”. 

Natural de San Martín del Castañar, Jesús de la Calzada asegura que “mi pueblo para mi lo es todo. Es donde he nacido, donde he crecido y donde empecé a jugar a los toros”. Además de humilde, porque “es como me han enseñado a ser y a ir por la vida”, el novillero con picadores es trabajador. Y es que, tal y como cuenta, “Me gusta ganarme las cosas y no que mis padres me lo paguen todo. Como no puedo vivir aún del toro, tengo que trabajar en lo que haya. Ya sea en la obra o de jardinero”. 

Este viernes toreará en la feria de Riaza (Segovia), el sábado 17 lo hará en Cadalso de los Vidrios (Madrid y el próximo 27 de septiembre hará el paseíllo en Tamames (Salamanca), localidad que se comprometió a acartelar al triunfador del Circuito. Y así ha sido. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.