Los números no mienten

Con la final del Circuito de Castilla y León, que se celebrará este domingo en la localidad vallisoletana de Tordesillas, finaliza la primera parte de la Liga Nacional de Novilladas 2022. 

La Liga se ha compuesto este año de tres Circuitos ya consolidados: Andalucía, Madrid y Castilla y León. Tres Circuitos que protagonizan unos datos inigualables. 

Se han celebrado un total de 29 novilladas con picadores en las que han participado un total de 24 novilleros, 56 ganaderías y 12 empresarios. Unos datos que no son, ni mucho menos, para hacer de menos. Y más aún teniendo en cuenta las fechas en las que se han celebrado los festejos (a principios de temporada) donde menos novilladas se celebran. 

Han participado 8 novilleros en cada Circuito. Y son 8, y no más, porque el objetivo de estos Circuitos es volver al sistema anterior. Volver a que los chicos se rueden en los pueblos para después llegar a las ferias importantes. Y no tener que pisar una plaza importante y jugársela a tirar una moneda al aire para torear novilladas por los pueblos. Así, los finalistas de los Circuitos de Andalucía y Castilla y León han toreado un total de 4 novilladas, mientras que los finalistas de Madrid han toreado un total de 5 novilladas en el Circuito. Y empezar la temporada con ese número de festejos a la espalda… Es importante. 

Un número que se vuelve aún más significativo si estudiamos casos concretos, como por ejemplo el de Sergio Rodríguez, que tiene en su palmarés un total de 16 novilladas con picadores de las cuales 10 han sido con la Liga Nacional de Novilladas. 

Tal y como pudimos escuchar en un brindis a García Pulido: “Yo antes de esto no tenía nada”. Y es que los Circuitos de Novilladas son un grandísimo escaparate para tantos novilleros que quieren ser toreros. Y no solo para los triunfadores. El ejemplo en este caso es claro: Álvaro Alarcón, triunfador este año de la Feria de San Isidro, no avanzó más el año pasado en el Circuito de Madrid por culpa de la espada. Pero sin ninguna duda el toledano dejó una muy buena imagen en los ruedos e, incluso, en la primera fase ya se postulaba como favorito para ganar. Pero el destino es caprichoso. 

La comunicación ha sido, de nuevo, la apuesta fuerte de este proyecto. Una apuesta que ha sido aún mayor, si cabe, que el año anterior. Y los datos así lo refuerzan: Se han elaborado un total de 1.200 vídeos, más de 3.000 diseños y múltiples actividades que han sacado los festejos de la plaza de toros y los han llevado a la calle, a la sociedad. 

La Liga Nacional de Novilladas es un proyecto que ha venido para quedarse. Que tiene que quedarse. Porque esto no consiste en restar. Si no en sumar. En ganar. En crecer. Ojalá el mundo del toro se pusiera más veces de acuerdo como lo ha hecho este año con Isaac Fonseca. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.