Diego García: «Cuando toreé mi primera vaca con 7 años ya quería ser torero», por Patricia Prudencio

Diego García es uno de los novilleros que participa en el Circuito de la Comunidad de Madrid. El próximo domingo 24 de abril se medirá a los astados de Guerrero y Carpintero y Antonio Sánchez en un mano a mano junto con Guillermo García Pulido.

Diego empezó con siete años, cuando toreó su primera vaca supo que quería ser torero, desde entonces no ha parado de trabajar para lograrlo. Siempre ha contado con el apoyo de su hermano, para él fundamental, siempre ha estado a su lado, ayudándolo. No desaprovecha el tiempo y compagina los estudios y los toros, una labor bastante complicada. En el Circuito de la Comunidad de Madrid espera dar lo máximo posible, en una tarde con un cartel que define como muy novedoso.

¿Cómo fueron tus inicios?

En mis inicios, empecé a ir a la Escuela Taurina de Colmenar Viejo por mi hermano, donde él también iba, así que un día me fui con él y a raíz de ahí me fui enganchando. Cuando toreé mi primera vaca con 7 años ya quería ser torero.

A partir de ese momento, fui entrenando y toreando vacas en el campo, lo que podía, hasta que debuté en público con 13 años en Colmenar Viejo de becerrista. Después llegaría mi debut sin caballos en Alpedrete en el 2017 y, posteriormente, en el 2019 con caballos.

¿Cómo es contar con el apoyo de tu hermano, unidos en una misma profesión?

Es un apoyo fundamental. Está, prácticamente, todos los días conmigo, intentando mejorar todos los defectos que tengo. Él lo ve desde fuera y tiene más experiencia, así que me ayuda muchísimo cuando vamos al campo o a cualquier novillada. Siempre me da consejos tanto para el toro como para la vida, por ello es un referente y un apoyo fundamental.

¿Cuál ha sido tu evolución?

Desde que debuté con caballos hasta ahora, he ido mejorando mi toreo y mi serenidad. Creo que ahora tengo mucho más aplomo y eso lo hemos conseguido a base de trabajo, de entrenar y de corregir defectos día a día. En definitiva, voy notando diferencias delante de la cara del toro.

Si tuvieras que hablar sobre el concepto en el que estás ahormando tu Tauromaquia, ¿Cómo lo definirías?

Diría que es un toreo clásico, pero con una cierta alegría

¿Cómo es un día con Diego García? ¿Cuál es tu rutina?

Por las mañanas suelo entrenar la parte física, lo que me toque ese día. También, con el tiempo que sobra por la mañana, lo dedico a ir a la plaza de toros para torear de salón. Después, voy a casa para comer y aprovecho para estudiar, después me voy de nuevo a entrenar, torear de salón, con el carretón, etc. Por las noches suelo dar paseos con el perro… Son cosas cotidianas.

¿Cómo logras compaginar los estudios y el toro?

Poco a poco, es verdad que hay días que no se puede estudiar o que no tengo la cabeza para eso. Sin embargo, creo que siempre hay tiempo para todo. Cuando uno quiere algo tiene que sacarlo de donde sea y trabajar. Al fin y al cabo, creo que es lo que me han enseñado y siempre lo intento compaginar. Si tengo un rato, en lugar de echarme la siesta, estudio todo lo que puedo. Es muy difícil compaginarlo y hay que tener todo mecanizado.

¿Qué opinas del cartel del próximo domingo, un mano a mano con García Pulido, frente a los de Guerrero y Carpintero y Antonio Sánchez?

Es un cartel novedoso, de sin caballos había toreado alguna tarde con Guillermo y había probado las embestidas de los de Guerrero y Carpintero y los de Antonio Sánchez. Hace mucho tiempo de todo aquello, así que diría que es un cartel novedoso y atractivo, puede ser un cartel para dar una tarde redonda.

¿Qué va a suponer para ti participar en el Circuito de Novilladas de la Comunidad de Madrid?¿Cómo definirías la repercusión que puede llegar a tener esta labor que está llevado a cabo la Fundación Toro de Lidia, junto con la Comunidad?

Sinceramente, el Circuito es una muy buena oportunidad. Se han visto los resultados del año pasado, la repercusión que tuvo para los compañeros. Por este motivo, supone un aliciente más para afrontar el Circuito y entregarme. Quiero que se me vea y yo pueda aprovehar la oportunidad. La Fundación está luchando mucho por la fiesta y creo que es algo necesario y para agradecer.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.