Álvaro Burdiel y Sergio Rodríguez, división de opiniones por el nombre de Valdemorillo

Dos conceptos distintos, el artístico y el de poder, definen a los novilleros

Samuel Mansilla

Ya semanas antes del inicio de la feria de Valdemorillo se venía hablando del cartel a seis del viernes cuatro de febrero que abría la temporada española. 

La expectación conseguida para esta novillada gran parte se debía a la Liga Nacional de Novilladas y su buen trabajo, de promoción y difusión de las carreras de los novilleros, varios de ellos triunfadores y finalistas de los circuitos de la pasada temporada. 

Tal fue la expectación, que bien se puede igualar la asistencia de público de la novillada a la de las dos corridas de toros de sábado y domingo que completaban la feria. Un ambiente que nada tuvo que envidiar al de las figuras del toreo. 

Al igual que para los novilleros, ilusión había puesta en la novillada, bonita en el campo y en la plaza, pero de la que se esperaba mucho más, destacando por encima de los demás el buen quinto con una gran ovación en el arrastre. 

Manuel Diosleguarde, triunfador del Circuito de Castilla y León, torero en todos los tercios, pide a gritos, y lo demostró, el paso al escalafón superior. Isaac Fonseca, triunfador de la Liga Nacional de Novilladas 2021, volvía de su México natal para reencontrarse con la afición madrileña que le esperaba y así lo demostró durante toda la faena. Manuel Perera, tras ser líder del escalafón, hacer temporada en América, y con la alternativa casi a punto de anunciarse, debía ser de obligado cumplimiento que los triunfos suenen. 

Pero en redes sociales la polémica suscitada estos días es quién se llevó el primer puesto de la tarde, si Álvaro Burdiel o Sergio Rodríguez, ambos, finalistas de los circuitos de Madrid y Castilla y León. 

Unos son del clásico toreo acompasado de Burdiel y otros del firme valor y poderío de Sergio Rodríguez. 

Álvaro Burdiel, tuvo el novillo de la tarde, enclasado, con duración, recorrido y transmisión. En el ruedo, un Burdiel correcto de capote y muleta, quizás con los defectos típicos de inicio de temporada. La espada, una tarea pendiente, de nuevo no entró y el trofeo se esfumó. 

Sergio Rodríguez, con el novillo que hacía sexto y tras la faena de más competencia de la tarde, no se iba a dejar nada en el banquillo. Desde el inicio con el capote hasta la muleta, pasando por los lomos del toro, en dos ocasiones, consiguió la que pudo ser la mejor faena de la tarde, eso sí, sin premio, de nuevo por la espada.

Hablando se salió de estos dos novilleros por sus maneras quedando triunfador por la empresa gestora de la plaza finalmente, Álvaro Burdiel, pero en el aire y aún con indecisión, el puesto por parte de la afición.  

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.