Manuel Diosleguarde: «La alternativa es importante, pero lo que me quita el sueño es lo que venga después»

El novillero ultima su preparación de cara a los importantes compromisos de esta temporada

Manuel Diosleguarde ya antes de su participación en la Liga era uno de los novilleros más punteros del escalafón. Con su intervención en ella, más ser el triunfador del Circuito de Castilla y León su hueco e importancia entre la afición se ha hecho más grande si cabe.

Una temporada importante para novillero salmantino, ocupando el cuarto puesto del escalafón con dieciocho festejos. Acartelado en plazas importantes y con triunfos como la vuelta al ruedo y la oreja cortada en la feria de otoño de Las Ventas, o saludos en la Maestranza de Sevilla.

Como no podía ser de otra manera, por méritos propios, Diosleguarde está en el cartel inaugural de la temporada el cuatro de febrero en Valdemorillo junto a sus compañeros de Liga.

Al entrenamiento diario donde entra el toreo de salón y el físico, Manuel Diosleguarde le está sumando campo, sobre todo tentando en casas del campo charro, esto nos cuenta: «Me levanto pronto y salgo a correr unos 45 minutos por debajo de los -0 grados, es lo mejor para entrar en calor. Después entreno el cuerpo y los músculos, procuro fortalecer todo para tener una estética uniforme y acorde para torear, que también cuenta a la hora de ponerte el vestido de torero. Después, toreo de salón, muy muy despacio, buscando técnica y darle más elasticidad a mi cuerpo. En los entrenamientos, pongo toda la fuerza, pero también, toda la mente. Por suerte tiento bastante. Los ganaderos de Salamanca me abren las puertas y suelo hacer 2 o 3 tentaderos por semana».   

Repetimos casi a diario la tarde del inicio de temporada en Valdemorillo, pero el cartel lo merece: «Torear en Valdemorillo es un sueño, una feria que llevo viendo toda mi vida y ahora me veo anunciado, además, con la feria rematada de este año. Me hubiera gustado que la novillada tuviera el formato tradicional como nos dijeron en un principio, pero entiendo que somos muchos y hay pocos festejos, así que intentaré vivir con intensidad la faena y que llegue al aficionado, que es para quien actúo y al que tengo que convencer. Tengo ganas de que llegue la fecha y poder arrancar».

Como objetivo, Manuel Diosleguarde tiene triunfar en Valdemorillo, luego en Ciudad Rodrigo, y luego en la siguiente… «Que el aficionado salga contento de verme, que les llene. Si la afición te reclama, el empresario te contrata».

A los novilleros punteros no podemos dejar de preguntarles por una posible alternativa esta temporada: «Plaza no sabría decirte, muchas, unas por grandes, otras por encanto, otras por ambiente… El cartel, con cualquiera de las actuales figuras del toreo. No por hacer de menos a los demás, sino porque me despreocuparía de la ganadería, ya que iría la que ellos dijeran y porque la plaza estaría llena. Me dejo llevar por la circunstancias y voy viviendo el momento, cuando llegue, si puedo, daré mi opinión de cómo me gustaría con las opciones que me dejen. La alternativa es importante, pero lo que me quita de verdad el sueño es lo que venga después». 

 

Haz click en el enlace para ver el entrenamiento diario de Manuel Diosleguarde https://www.instagram.com/p/CZMb935rnIM/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.