Los cuatro reyes de la baraja, por Lizzet López.

Desde México veo a nuestros cuatro novilleros presentes en el Circuito del Norte como reyes de la baraja, cada uno representado por un símbolo que define su personalidad y la trayectoria que acumula.
Isaac Fonseca, el de picas, que va derecho tras la espada y domina con solvencia el estoque. Su rotundo triunfo en el Circuito de Madrid ha sido descrito como hazaña épica. La destreza del michoacano con el acero en Cadalso de los Vidrios quedó registrada en la memoria de ese circuito y motivó innumerables crónicas en ambos lados del Atlántico.
Diego San Román, el de diamante, palabra derivada del griego «adamas» que significa invencible, duro, como el carácter persistente del queretano. Brilló con el rabo en Guadalajara, Jalisco y la puerta grande de Pamplona. A partir de ahí, su personalidad quedó consolidada. Se alzó con el Alfarero de Oro. Sus triunfos son comentados con la mirada que aprecia su transformación en pieza pura y elegante del escalafón.
Miguel Aguilar, el de corazón, lo lleva en la muleta y se juega la vida cada vez que torea con ese «todo por ti» en el pecho. De sobra conocemos su motivo. El de Aguascalientes hizo latir a la afición al triunfar en el «Soñadores de Gloria» en La México. Ya había conseguido el Zapato de Plata en Arnedo. En junio pasado imprimió su pulso en Trillo. El sentimiento con el que eleva la mirada al cielo desde el ruedo suma emoción a su talento.
Arturo Gilio, el de trébol, con la suerte de quien no lo hurta porque lo hereda y en paralelo carga con el deber de sacar casta por derecho propio. Este joven de Torreón que desafía la suerte del respaldo familiar, dejó escrito el apellido en Perú, España, Colombia, Portugal y México; aquí logró ser el novillero que toreó más en el campo bravo durante el confinamiento del año pasado. Sabe que la espada ha sido el reto en su carrera y que deberá mostrar evolución.
La torería mexicana en el Circuito del Norte es combinación de entusiasmo, disciplina y conocimiento. La presencia de los cuatro mexicanos importa y aporta a la Liga Nacional de Novilladas que tuvo a Fonseca como triunfador en Madrid. Desde esta orilla mantengo la ilusión de ver a un rey de nuestra baraja coronarse en el norte.
Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.