Darle la vuelta al marcador

Lo bueno de estos Circuitos es que, a pesar de que algunos se empeñen en ello, no existen ni padrinos ni enchufados. Solo existen toros y toreos. O lo que es más acertado: novillos y novilleros.

Ya lo vimos en la fase clasificatoria con la descalificación de Pablo Atienza y lo vemos de nuevo en la primera ronda de semifinales con Manuel Diosleguarde, uno de los favoritos del Circuito. El salmantino estaría ahora mismo fuera de la final del Circuito si no hubiera una segunda ronda de semifinales. Se lo juega todo a una carta: el desafío ganadero de Toro.

Los tres finalistas tras la primera ronda de semifinales y, por lo tanto, de forma provisional, sonn Antonio Grande, Sergio Rodríguez y Valentín Hoyos. Pero el salmantino Manuel Diosleguarde va pisando los talones a su compañero de Escuela. Sin duda alguna, este sábado en Toro (Zamora) es el día de darle la vuelta al marcador. Valentín Hoyos VS Manuel Diosleguarde. Ambos lo saben. Está en juego la gran final.

Un variadísimo desafío ganadero esperará en chiqueros. Seis ganaderías de cinco encastes diferentes. Una última prueba antes de la final que no podía ser más exigente. Al final, el mejor novillero de Castilla y León tiene que ser capaz de enfrentarse a todo tipo de ganaderías y encastes. Algo que es, sin duda, uno de los grandes aciertos del formato de este Circuito.

No hay enchufes. No hay padrinos. Solo toros y toreros. Y cuando los toreros tienen mala suerte en los sorteos, también lo tienen los toros. Ante novillos de bandera, hay que estar a la altura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.