Álvaro Burdiel: «Todos los novilleros soñamos con convertirnos en figura»

Guillermo Vellojín.

En la Biblioteca de la ciudad alemana de Wiesbaden se guarda que el que sería el códice que reúne los principales trabajos de la compositora, filósofa, santa y médica Hildegarda de Bingen, que vivió en el siglo XII. En una de sus miniaturas, sobre ella cae desde el cielo una llamarada que inunda el rostro de la mística: esto es una representación pictórica de la inspiración. La inspiración, que significa literalmente “recibir el aliento”, tiene sus orígenes como discusión filosófica en el periodo helenístico y a ella se alude desde los homéricos orígenes de la literatura occidental. Dios ha sido tradicionalmente la gran fuerza inspiradora: Rembrandt y Bernini la encarnan en un ángel que ilumina al evangelista Mateo y a santa Teresa de Ávila. Estas divagaciones sobre la inspiración me vienen a la mente tras haber tenido una charla con Álvaro Burdiel, que habla de su concepto del toreo y de los referentes del pasado que otorgan el aliento de su toreo tan personal y meditado.

Álvaro Burdiel.Estoy en un continuo proceso de mejora, de ir construyendo. En ese proceso surgen nuevas ideas que me hacen desarrollar más mi concepto. Mi línea es la del toreo clásico, puro, y mi inspiración, mis referentes, son toreros de la talla de Morante de la Puebla, si bien me fijo muchísimo en toreros como Diego Urdiales, Juan Ortega o Pablo Aguado. También me gusta ver toreros de otra época, inspirarme en imágenes.

Los toreros de la historia son los que ayudan a Álvaro Burdiel a construir su propio poema heroico cuando se halla en el ruedo. Le pregunté entonces qué toreros del pasado le apasionan:

Á.B. – Disfruto viendo las grabaciones que existen de Juan Belmonte y de Joselito, aunque dada la diferencia estilística que hay entre su toreo, que era el de otra época en el que las bases actuales aún no estaban asentadas, me parece complicado extraer elementos para mi toreo. También disfruto, y me impacta, ver videos de Manolete, aunque siento que de él tampoco he llegado a extraer muchas referencias. En cambio, Pepe Martín Vázquez sí es uno de mis grandes referentes del que dejo que se nutra mi toreo, al igual que Pepe Luis Vázquez o Rafael Ortega, que fue un torero grandioso. Para inspirarme también me gusta escuchar a maestros como Antoñete. Finalmente, los toreros con los que más he disfrutado son Curro Romero y Rafael de Paula.

Entonces, si pudieses hacer uso de la máquina que habría inventado George Wells, ¿a qué periodo de la historia del toreo viajarías?

Á.B. – Me hubiese gustado ver torear a Curro Romero y vivir una tarde grandiosa suya.

La música es una de las musas –divinidades de la inspiración– para Burdiel. Sobre esto nos cuenta: «También me inspira el flamenco, soy muy aficionado y lo escucho veinticuatro horas al día. Además, percibo que hay una conexión muy grande entre el flamenco y los toros, y más en esos toreros que he mencionado anteriormente. El cantaor y el torero exponen sus sentimientos, cada uno a su manera, con su compás, con su ritmo, con sus tiempos. El olé y las palmas, tanto en los toros como en el flamenco, tienen su momento».

Álvaro Burdiel es semifinalista en el Circuito de Novilladas de la Comunidad de Madrid, dentro de la Liga Nacional de Novilladas impulsada por la Fundación Toro de Lidia. Si bien su carrera como novillero ya ha tenido el culmen de la Puerta Grande en las Ventas, tarde que él recuerda como “el momento más feliz de mi vida, que se quedará en mí para los restos, y donde me sentí el hombre más feliz del mundo, sobre todo por ver la felicidad en mi familia y amigos”, Burdiel quiere ir más allá:

Á.B. – La puerta grande es lo máximo que uno puede conseguir profesionalmente, pero yo la abrí de novillero sin caballos, que es el principio del principio. Quiero repetir eso muchas veces, con caballos y como matador. Mi sueño es llegar a ser considerado un buen torero por los mismos profesionales.

¿Es posible ser novillero sin soñar con ser figura del toreo?

Á.B. – No lo es. Todos de alguna manera soñamos con convertirnos en figura.

Álvaro Burdiel se enfrenta mañana a una semifinal muy reñida en Miraflores de la Sierra. Espero que el susurro de las musas, los toreros del pasado, el cante flamenco y todo aquello que lo ate a su deseo de llegar cada vez más lejos, le inspire para alcanzar la victoria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.