Álvaro Burdiel es natural de Sevilla, aunque lleva prácticamente toda su vida viviendo en Madrid. La ilusión de estar en los circuitos de la Liga Nacional de Novilladas, se multiplicó, pues aparte de estar presente entre los elegidos de la Comunidad de Madrid, estaba previsto su debut con caballos. 

Anchuelo era el lugar y el 12 de junio la fecha. Junto a José Miguel Arellano y Alejandro Mora, ante novillos de Montealto y Quintas. Y le sirvió. Se ganó el puesto como finalista del Circuito de Madrid y esto le llevó hasta el Circuito del Norte

Una temporada especial para Álvaro Burdiel. Charlamos, y esto nos contaba sobre lo que ha supuesto para él estar presente en este certamen: “Es un orgullo ser de los primeros en participar en la primera edición. Ha sido una oportunidad que he aprovechado al máximo y que me va a servir en mi carrera. Estoy muy contento de haber participado”. 

Pasar de escalafón siempre debe ser una fecha soñada, así lo recordaba: “Fue una fecha especial, como suelen ser los debuts. Una tarde feliz, aunque al final me lleve un sabor agridulce por la espada, pero había muchas primeras cosas aquella tarde, era la primera vez que toreaba con caballos, mi primera tarde en el circuito, la primera tarde que me televisaba TeleMadrid… Fue una tarde de experiencias muy positivas que recordaré”. 

Era una gran responsabilidad el debutar en este circuito pues la rivalidad y competitividad entre los compañeros, unido a la variedad de encastes, iba a ser muy grande: “Creo que la variedad de encastes en estos circuitos es muy importante. Lo defiendo al máximo. Como torero, te hace ser más completo y exigirte más para entender otro tipo de embestidas, más aún cuando son esas diferentes embestidas en una misma tarde”. 

Para muchos, uno de los novilleros revelación, tras esto, se ha hablado mucho de las maneras y el concepto de Álvaro Burdiel, ¿hay algún interesado en tu apoderamiento?: “De momento no. Estamos en ello. Creo que es necesario para un novillero y para la temporada que viene”. 

Llega el invierno para pulir los defectos vistos esta temporada: “Mi talón de Aquiles durante los circuitos, ha podido ser la espada,  aunque no era frecuente, pues de novillero sin picadores tenía mucha regularidad con el acero. Este invierno hay que trabajarlo muchísimo, darle muchas vueltas, pensarlo y machacar el carretón. Se debe entrenar todo para poder mejorar en todas las suertes”. 

No podía finalizar esta entrevista sin antes preguntarle al novillero si le gustaría estar el año que viene en los circuitos: “Por supuesto que sí, estaría encantado una vez más de que estuviera mi nombre en cualquiera de los circuitos de la Fundación”. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *